Plataforma Muévete por la igualdad. Es de justicia © Tania Mata Parducci
Página de inicio | Contacto

Publicaciones
Materiales educativos Informes Publicaciones
Economía de los cuidados Participación política Educación Otros Artículos
Enlaces recomendados Noticias Cursos y Eventos
Muévete
Sobre la plataforma
Por qué Qué es Quiénes somos
Objetivo Beijing
Marco Internacional de Derechos Humanos de las Mujeres
Conoce la campaña
"Muévete por la Igualdad. Es de Justicia" surge de la Campaña que, con el mismo nombre, ha permanecido activa desde 2007 hasta 2010.
Más información »

Objetivo Beijing

Esfera Debilidad y marginalización de las instituciones para la promoción de la igualdad de género
1. Situación | 2. Propuestas


Situación

©Iciar de la Peña / Ayuda en Acción En 2006, las Naciones Unidas volvieron a poner en evidencia el desequilibrio entre los sexos presente en los órganos decisorios nacionales y la insuficiente representación de las mujeres en los niveles legislativo y ministerial, así como en los más altos niveles del sector empresarial y de otras instituciones sociales y económicas de sus países. Esta situación de debilidad institucional fue para la Plataforma de Acción de Beijing de especial preocupación y requiere aún hoy la adopción de medidas urgentes por parte de los gobiernos. Por ello, la creación y el fortalecimiento de mecanismos institucionales en el plano estatal para el desarrollo de la mujer, fortalece sustancialmente la capacidad de los Estados para lograr los objetivos de igualdad aprobados por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer.

Los llamados Mecanismos nacionales para el adelanto de la mujer son los organismos centrales de coordinación de políticas de los gobiernos y su tarea principal es prestar apoyo en la incorporación de la perspectiva de la igualdad de género en todas las esferas de política y en todos los niveles de gobierno. Es indispensable para su funcionamiento eficaz que se los considere en las instancias más altas de gobierno, bajo el paraguas de un ministerio, que existan oportunidades reales para que ejerzan influencia en la formulación de todas las políticas gubernamentales y que se dispongan de suficientes recursos presupuestarios y capacidad profesional para implementarlos. Es necesario también que existan herramientas o procesos institucionales que faciliten la participación de las organizaciones no gubernamentales y comunitarias en su puesta en marcha.

Marginados dentro de las estructuras nacionales de gobierno, tanto los mecanismos como las instituciones creadas para la participación de las mujeres se ven con frecuencia, perjudicadas debido a mandatos poco claros, escasos recursos, falta de personal y datos inadecuados, sumado a un apoyo insuficiente de los dirigentes políticos nacionales. En los planos regional e internacional, la situación de repite y las instituciones tropiezan con problemas similares derivados de la falta de compromiso en los niveles superiores. Para superar esta situación y coordinar el trabajo de las instituciones internacionales y regionales con las iniciativas nacionales, las Naciones Unidas han implementado organismos específicos, entre los que destacan la División para el Adelanto de la Mujer (DAW en sus siglas en ingles) y la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

La DAW lleva a cabo la labor de promover el Programa Mundial sobre la Mujer y la adopción de la perspectiva de género en el sistema de las Naciones Unidas, verificando que todas las organizaciones del sistema tengan en cuenta las cuestiones relacionadas con las mujeres y el género en sus políticas y programas. Tiene bajo su supervisión al Comité para la Eliminación de la Discriminación de la Mujer (CEDAW) el cual está encargado de monitorear la adhesión de los Estados miembro hacia la Convención de la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, adoptado por la Asamblea General en 1979. Su misión es asegurar el alcance de la igualdad entre hombres y mujeres, fortalecer la comunicación entre los encargados de desarrollar políticas y las mujeres del mundo, y conducir investigaciones y políticas para animar la interacción entre gobiernos y sociedad civil.

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, que forma parte del Consejo Económico y Social, se encarga de examinar el progreso logrado hacia la igualdad en todo el mundo y de formular recomendaciones para promover los derechos de la mujer en los planos político, económico y social. Esta Comisión es la encargada de preparar las conferencias mundiales sobre cuestiones relacionadas con las mujeres y, como el resto de las instituciones internacionales, se apoya en el Fondo de Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer (UNIFEM) a través de sus campañas y proyectos de desarrollo. Finalmente, existe el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW) que se dedica exclusivamente a la investigación y la capacitación para la promoción de la mujer y fue creado en 1975 en la Conferencia Mundial del Año Internacional de la Mujer.

Ir a esfera Debilidad y marginalización de las instituciones: Propuestas
Volver a Objetivo Beijing




  Cofinanciado por
Ayuda en Acción [logotipo]Entreculturas [logotipo]InteRed [logotipo]

Los contenidos de la Web son responsabilidad de las organizaciones participantes en la Plataforma.
La Comunidad de Madrid no se responsabiliza del contenido de esta web.
   

© 2007-2012 Ayuda en Acción - Entreculturas - InteRed


Política de Privacidad
Aviso Legal Website