Plataforma Muévete por la igualdad. Es de justicia © Tania Mata Parducci
Página de inicio | Contacto

Publicaciones
Materiales educativos Informes Publicaciones
Economía de los cuidados Participación política Educación Otros Artículos
Enlaces recomendados Noticias Cursos y Eventos
Muévete
Sobre la plataforma
Por qué Qué es Quiénes somos
Objetivo Beijing
Marco Internacional de Derechos Humanos de las Mujeres
Conoce la campaña
"Muévete por la Igualdad. Es de Justicia" surge de la Campaña que, con el mismo nombre, ha permanecido activa desde 2007 hasta 2010.
Más información »

Artículos
Documento consensuado por los Grupos de Género Autonómicos de Andalucía, Asturias, Galicia, y el grupo de Género de la Coordinadora estatal, en Madrid, 15 julio 2008.

Documento de Posicionamiento
La Declaración de París y la Eficacia de la Ayuda al Desarrollo

El Grupo de Género de la Coordinadora de ONGD-España y los grupos de Género de las Coordinadoras Autonómicas de ONGD de Andalucía, Asturias, Galicia, Catalunya y Euskadi, en sintonía con otras voces de movimientos de mujeres, ONGD y otras Organizaciones de la Sociedad Civil (OCS) del Norte y del Sur, ante el proceso de evaluación de la Declaración de París (DP) exponemos una serie de preocupaciones, especialmente en torno a la igualdad de género y los derechos de las mujeres, grandes ausentes en la definición de las "nuevas" modalidades de la ayuda, que constituyen el actual marco de actuación y pactos políticos entre los países donantes y socios en materia de la eficacia y el aumento de la ayuda al desarrollo como seguimiento al "Consejo de Monterrey " y la Declaración de París.

Los grupos de género entienden que este debate no puede ser aislado de otros elementos que están incidiendo en la agenda internacional del Desarrollo y que tienen claros ecos e inciden en lo local. Por ello, consideramos preciso realizar un análisis político más profundo en el sentido de examinar los valores y las dinámicas subyacentes a los documentos políticos en sí, el modelo y los enfoques de desarrollo que promueven, teniendo en cuenta la evolución y el contexto socio-económico y político en el que se insertan.

El encuentro de Alto Nivel que se va a celebrar en Accra (Ghana) del 2 al 4 de septiembre 2008 ofrece una oportunidad que no debemos perder para subsanar las deficiencias existentes, y que los agentes de desarrollo (gobiernos, donantes, parlamentos y, de manera especial, sociedad civil y ONGD) colaboren de manera conjunta en la creación de una agenda, dentro del marco de la Declaración de París (en adelante DP), que cumpla de manera más eficaz con los objetivos del Desarrollo, incluyendo la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres, contenidas en la CEDAW, la Plataforma de Acción de Beijing y los Objetivos del Milenio (en adelante, ODM).

En este marco ponemos de manifiesto que:

  • Este "nuevo" orden de la ayuda y sus instrumentos tienen implicaciones mas allá de la ayuda en si misma y no pueden ser descontextualizadas de las relaciones de poder asimétricas que se establecen entre el norte y el sur, en el marco de la globalización neoliberal y la liberalización internacional del comercio.

  • La experiencia y las estadísticas nos muestran que la globalización neoliberal propicia la desigualdad y, por consiguiente, el incremento de las brechas sociales y de género, afectando de manera negativa a la lucha por la erradicación de la pobreza, el alcance de los ODM y otros compromisos internacionales ligados al disfrute y respeto de los DDHH y la equidad de género.

  • La ayuda está siendo utilizada como herramienta para imponer reformas de políticas económicas y comerciales, por parte de las organizaciones financieras internacionales y los estados del norte.

  • Hasta el momento, el énfasis fundamental de la DP se centra en la eficiencia de la ayuda limitándolo a una visión tecnificada y reducida de la misma, dejando de lado temas claves como las políticas públicas, la participación democrática, el enfoque de derechos o la equidad de género, que conforman elementos centrales en la visión de desarrollo humano sostenible.

  • La participación de las organizaciones de mujeres y organismos de la sociedad civil en la agenda de la eficacia de la ayuda ha sido limitada y centrada en consultas específicas minando los principios democráticos de participación, invisibilizando su papel como parte activa de los procesos de planificación y seguimiento nacionales de desarrollo, así como menoscabando su papel de vigilancia de los poderes públicos y promoción de la gobernabilidad democrática, conformando estos elementos el núcleo de la verdadera y plena eficacia del desarrollo.

  • La DP al establecer sus instrumentos ligados a los procesos de planificación nacional de los países socios como las Estrategias de Reducción de la Pobreza, los Planes de Desarrollo Nacionales yº el apoyo presupuestario, no toma en cuenta que la perspectiva de género no está siendo incluida en la mayoría de estos documentos, ni que las necesidades y demandas sociales no se recogen en los mismos.

  • La creciente focalización de la ayuda internacional hacia las grandes prioridades de los gobiernos, está provocando una disminución en los fondos de cooperación bilateral y multilateral para apoyar programas específicos que promuevan la equidad de género y los derechos de las mujeres. Esta reducción de los espacios en el acceso a los fondos y a su negociación por parte de las organizaciones sociales, y de manera especial las organizaciones de mujeres, hace todavía más visibles las relaciones asimétricas de poder en el marco de la financiación para el desarrollo.

Por todo lo expuesto demandamos las siguientes acciones urgentes con el fin de contribuir a incorporar los objetivos del Desarrollo en el centro del debate y el respeto a los compromisos internacionales relativos a los DDHH y la equidad de género:

1. Se reconozca e incluya la equidad de género y los derechos de las mujeres como un objetivo primordial del desarrollo. A ello contribuirá que:
  • Los países donantes y asociados asignen y comprometan la ayuda en base a sus compromisos con el marco internacional de derechos humanos y acuerdos claves sobre derechos de las mujeres y desarrollo, tales como la Plataforma de Acción de Beijing, y la CEDAW entre otros.

  • Los principios de los derechos humanos y derechos de las mujeres y demás compromisos internacionales adquiridos por donantes y gobiernos sean los principios usados para determinar la efectividad de las políticas de Desarrollo, teniendo en cuenta el impacto diferenciado por género en la erradicación de la pobreza y las desigualdades sociales.
2. Que en el proceso de diseño de la nueva arquitectura de la ayuda se incorpore plenamente la categoría de género como marco de análisis en todas las etapas del proceso que contribuya efectivamente a la eficacia e impacto de la ayuda. Para ello, será preciso:
  • Diseñar e incluir indicadores de género y evaluar el impacto de género.

  • Disponer de estadísticas desagregadas por sexo y promover, de manera efectiva, indicadores de impacto basados en el enfoque de derechos con el fin de monitorear las obligaciones de los gobiernos.

  • Adoptar presupuestos sensibles al género con el objeto de garantizar asignaciones financieras para las prioridades de equidad de género.
3. Con el fin de profundizar en la apropiación nacional y la rendición de cuentas, es preciso que los gobiernos fortalezcan la participación de la sociedad civil y la ciudadanía, incluyendo a las organizaciones de mujeres, en la planificación, la presupuestación y el seguimiento del desarrollo, para lo cual es imprescindible:
  • Que donantes y gobiernos aseguren fondos directos y establezcan mecanismos claros de participación de las organizaciones sociales y de derechos de las mujeres, particularmente de las mujeres de los grupos socialmente excluidos, en todos los procesos de dialogo de políticas, planificación, programación, gestión, seguimiento y evaluación del proceso de la agenda de la eficacia de la ayuda, para que su incidencia sea una realidad.

  • Que donantes y gobiernos se comprometan a fortalecer las capacidades, de las organizaciones sociales y de mujeres para influir en la planificación de desarrollo nacional, así como a incrementar las asignaciones presupuestarias para la equidad de género y los derechos de las mujeres.

Madrid a 15 de julio 2008




  Cofinanciado por
Ayuda en Acción [logotipo]Entreculturas [logotipo]InteRed [logotipo]

Los contenidos de la Web son responsabilidad de las organizaciones participantes en la Plataforma.
La Comunidad de Madrid no se responsabiliza del contenido de esta web.
   

© 2007-2012 Ayuda en Acción - Entreculturas - InteRed


Política de Privacidad
Aviso Legal Website